jueves, 15 de julio de 2021

Finale: SHJ (2011-2021)

Resucito este cuaderno de notas para, paradójicamente, dar cuenta de otra defunción, la de Studia Hermetica Journal. Este breve post no necesitará más preámbulos que el de los cientos de posts, páginas y recursos que el lector hallará tanto en el blog como en la web legataria del proyecto: https://studiahermetica.wordpress.com o en su fantasma digital en Dialnet: https://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?codigo=19825.


En primer lugar, debo dar las gracias a todos los investigadores, amigos y colegas que han contribuido con su gran esfuerzo y conocimientos a este humilde proyecto que fue Studia Hermetica. Sin ellos, nada de esto hubiera sido posible. Muchísimas gracias a todos.


Studia Hermetica fue un sueño de juventud que se materializó en el corazón versado de Castilla, y que con vocación de universalidad, trató de acercar todo un corpus de literatura olvidada a un público ávido de conocimiento. Studia Hermetica es la memoria misma de Salamanca, villa que “enhechizó mi voluntad de volver a ella”, en cuerpo y alma. Studia Hermetica nació en oposición a la institución universitaria en particular y al sistema educativo en general, cuyas escolásticas metodologías y desmotivados arcontes provocáronme un bostezo infinito que aún persiste. Algunas almas solitarias como la mía persiguen la independencia como el mayor de los tesoros, y por ese motivo he tratado de esquivar esos polvorientos despachos donde moran los empollones obedientes, adictos a la dopamina que entraña la aceptación de sus mayores, los abúlicos Claudios que no se meten con nadie por miedo a levantar sospechas entre los agentes de la Stasi, y en definitiva, los apoltronados de todo orden que malviven de los centros educativos.


Las razones que me han llevado a dar por cerrada esta etapa de mi vida no son en modo alguno originales: sobre mí, como sobre tantas otras personas de mi edad, recaen responsabilidades profesionales y familiares que me impiden dedicar tiempo a proyectos tan exigentes como este. Las labores de edición y los quehaceres académicos nos obligan a sumergirnos en un océano que, a falta de una contrapartida económica, acaba por secarse. SHJ tenía los días contados desde el principio debido a mi particular forma de concebir la edición, en modo alguno proclive al alargamiento indefinido de los periodos de publicación. Un proyecto debe de contar con una continuidad temporal y espiritual lo suficientemente sólida como para que pueda ser tomado en serio, y me temo que en mi etapa biográfica actual no estoy dispuesto a verter un solo minuto en una actividad que no depare una ventaja profesional inmediata.


Identifico dos etapas muy claras en mi trayectoria académica: la primera transcurrió de 2007 a 2014; la segunda, de 2015 a 2018. En esa primera etapa obtuve mis principales logros e hitos, y supuso el periodo de mayor potencia intelectual de mi joven existencia. En este sentido, se puede afirmar que la actividad académica desarrollada de 2009 a 2013, por estrechar aún más el círculo, supuso mi cénit como investigador independiente; tanto es así, que a finales de 2013, tras la publicación de Miroir, acabé agotado. La segunda etapa de esta singladura intelectual, de 2015 a 2018, fue dedicada casi exclusivamente a las cuitas propias del editor digital; en esta etapa se hizo evidente que el enorme trabajo que ello conlleva, sumado a mis obligaciones profesionales, hacían inviable dedicarme a investigar, sencillamente. A partir del año 2014, la cuestión de por qué dedicar esfuerzos, recursos y tiempo a un proyecto no estrictamente “profesional”, se hizo lo suficientemente evidente como para ser ignorada; como prueba de ello, valga nuestra newsletter de 2013-2015: https://studiahermeticaazogue.blogspot.com/2015/12/newsletter-iv-shj-2013-2015.html. Cualquier intento posterior de rentabilizar el proyecto o de cedérselo a terceros con el propósito de asegurar su continuidad, resultó en un rotundo fracaso debido a las dudas que me suscitaban una y otra fórmula: nunca me convenció del todo el crowdfunding ni que el esfuerzo de los investigadores que generosamente habían aportado su granito de arena al proyecto, redundara en beneficio de inventario ajeno.


No estoy afirmando aquello de “ya no escribiré más”, en un alarde de escritorzuelo narcisista, pero le puedo asegurar, estimado lector, que desde mediados de 2018, ya “no daré puntada sin hilo”. En 2019 pervivían mis dudas sobre la clausura del proyecto, erradicadas tras el horror distópico que se nos vino encima en marzo de 2020. Y hace unas semanas, cuando pude sentarme por primera vez a pensar más o menos tranquilamente desde hacía bastantes meses, tomé por fin mi decisión. 


A partir de este momento, consideraré otros medios de autopublicación, no de libre difusión ni gratuitos, para encauzar mi actividad investigadora en el campo de las humanidades; aunque desde luego, no parece que esto vaya ocurrir en el próximo lustro. 


Principales enlaces:


Dialnet: https://dialnet.unirioja.es/servlet/revista?codigo=19825 (redireccionado también desde: http://studiahermetica.com).

Redib: https://redib.org/Record/oai_revista1179-studia-hermetica-journal 

Latindex: https://www.latindex.org/latindex/ficha?folio=30356 

Miar: http://miar.ub.edu/issn/2174-0399 


Blog SHJ (2021-):  https://studiahermetica.wordpress.com. Este recurso digital ha sido concebido para un uso esporádico, a modo de enlace con nuestros pasados y, por qué no, futuros lectores. En él daremos curso a opiniones personales, recursos académicos o ensayos relacionados con el estudio del hermetismo tardoantiguo y renacentista, o bien materias relacionados. 


Logos y portadas (2011-2021):













Muchísimas gracias por habernos acompañado durante estos años.